Blog

30
jun

¿Se engorda más durante el invierno?

Cambiar las musculosas por sweaters, las falditas por pantalones y lo pareos por impermeables provoca sin duda que dejemos de preocuparnos tanto por la balanza. A esto hay que agregarle que algunos platos calientes, imprescindibles para pasar el frío, son ricos en calorías y la tentación del chocolate mientras vemos una peli tapadas con una manta calentita ¿Se engorda más durante el invierno? La respuesta es Sí. En esta nota te explicamos un poco mejor el porqué.

Algunos estudios muestran que los niveles de colesterol fluctúan con las estaciones, y los peores se ven en los fríos meses de invierno. Las comidas sabrosas y el sedentarismo invernal son sin duda los causantes de esto.

La nieve, la lluvia y el aire fresco de invierno tienden a generarnos ganas de quedarnos en casa y nos disuaden de salir a hacer ejercicio, incluso a veces hasta nos “da fiaca” ir al gimnasio, aunque esté calentito. Al mismo tiempo, el frío aumenta nuestro deseo de comidas sabrosas.

Durante el invierno, nos exponemos menos al sol, lo que produce una reducción en nuestras concentraciones de vitamina D, lo cual no es favorable, ya que la vitamina D puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol LDL (” colesterol malo”).

Aunque nuestro colesterol seguramente se reducirá en verano, los niveles altos de invierno contribuirán al endurecimiento y al bloqueo de las arterias,  aumentando nuestro riesgo de enfermedades cardiacas y accidente cerebrovascular, por eso es importante que tomemos consciencia para así tomar las precauciones necesarias.

En invierno nos resulta muy fácil encontrar excusas, pero debemos resistirnos,  prestar más atención a lo que comemos y hacer ejercicio. También es bueno que consultemos a un especialistas y nos hagamos los estudios necesarios, pues la salud es lo primero.

Fuente consultada: nlm.nih.gov

Acerca de IMA